Tan común en nuestras vidas son las cosas de las cuales nada nos preguntamos, en todos los sentidos, en todos los ámbitos, hoy sería bueno recapacitar sobre un tema muy complejo, del cual difícilmente seamos conscientes, este tema es la posesión de animales domésticos comúnmente llamados “mascotas”.
Ya bien sabemos que desde pequeñxs nuestra educación es autoritaria y especista . Se nos son inculcados valores que no solo están en nuestras casas sino que son valores que posee la sociedad en si, por lo tanto es muy difícil escapar de estos. Parte de esta enseñanza, está en mostrarnos que los animales urbanos son excelentes compañía, de hecho el modelo perfecto a seguir es una familia(heterosexual), casa, auto y perro/gato, considerándolos así como un objeto más, una cosa más a poseer fundamental, para llenar el estereotipo de normalidad. Tan usual es que a lxs niñxs se les regale una “mascota” como un juguete, después de esto es muy común que cuando crezcan y pierdan “el encanto” de cachorros sufran abandono de todo tipo.
Es común poseer “mascotas” por amor a los animales, es decir se aman tanto a los animales que se quiere tener con una/o algún ejemplar de estos, o simplemente porque se piensa “lo estoy salvando de esto, aquello” pero fuera cual fuere el caso, existe una dominación por detrás.
Cada animal no importa su especie, tiene el necesidad natural a la libertad y a hacer con ella lo que su instinto o interesle indique. Tomando posesión de ellos como si fueran un objeto, se esta limitando sus libertades y capacidades, limitando sus movilidades, generando una dependencia por parte de ellos y perpetuando un modelo de dominación impuesto. Queramos o no, la posesión de animales es especismo, es tomar un animal no humano y hacer de ellos lo que se plazca, sea algo bueno o malo, ese animal no nos pidió que se le tenga a disposición de por vida , por el hecho de su interacción con nosotrxs. Otro de los contra argumentos a este tema que planteamos, es el hecho de que los animales secuestrados, están a gusto, que no quieren escaparse o irse, cuando pienso al respecto no puedo dejar de relacionarlo con una patología humana ” El síndrome de Estocolmo” es una respuesta psicológica en el que la víctima de secuestro, o persona detenida contra su propia voluntad, desarrolla una relación de complicidad con su secuestrador. En ocasiones, los prisioneros pueden acabar ayudando a los captores a alcanzar sus fines o evadir a la policía.
La problemática que cuestiona este anti especismo que mencionamos, es un argumento tal como, que los animales urbanos o domésticos fueron domesticados hace mucho tiempo y que ya no hay vuelta atrás para ello, que inevitablemente dependen del “humano”. Eso es algo que en parte compartimos, pero no totalmente, por que con ese criterio las ratones llamados “de laboratorio” deberían ser eternamente viviseccionados por que fueron destinados para ello, nacieron en un laboratorio y es la única realidad que conocen. La vaca es un animal domesticado, por lo tanto no habría vuelta atrás a su función servicial hacia la humanidad, la única realidad que conoce es la del cautiverio, sin embargo las personas que optamos por una alimentación libre de sangre, proclamamos la abolición total de su explotación, a lo que se podría refutar ¿que se haría con todas las vacas del mundo si no se asesinaran para el consumo?, son casos distintos pero similares en cierto aspecto, siempre la actitud más cómoda es contrargumentar con casos hipotéticos. La posesión de “mascotas”, además de ser un síntoma infeccioso dentro de una ética de equidad y antiespecismo, con el paso del tiempo aumenta esta “cultura” de dominación, siendo ésta una de las características más visibles de una sociedad especista, esta posesión también genera una industria millonaria y asesina, la cual se crea razas de perros y otros animales para el gusto de la dama o el caballero, con variedad de características a su elección. De esta manera cada día se mantienen esclavos de la producción para el asqueroso interés humano (aparte de perpetúa la esclavitud y el especismo como cultura). La otra cara de la industria mascotera son los alimentos y productos para animales, la mayoría experimentados, desde la comida hasta los jabones o medicamentos. En pocas palabras se podría decir que, para que “nuestrx” perrx o gatx pueda comer, miles de otros animales debieron sufrir hasta la muerte para ello, hablando de la experimentación. Ahora hablemos del contenido de la comida en sí, ¿es vegana? no! es a base de pollos, vacas, peces e incluso perros y gatos en algunos casos. Entonces, por Ej. lxs veganos/vegetarianos(2) no consumimos animales en nuestra alimentación pero estamos comprando alimentos a base de animales, que además son productos testeados en otrxs animales… aquí hay una controversia. También en países “más desarrollados” se lanzaron líneas de alimentos para perro “vegan” de este modo desnaturalizando la biología animal, y humanizando sus instintos más naturales, forzando a generar un lazo” humano”, que no erróneo por la antinaturalidad (3) que implica. Muchas personas que poseen “mascotas” desarrollan una relación enfermiza con los mismos, en la cual pretenden que sigan normas del mundo humano, siendo mas que común que reciban golpizas o llamados de atención, despejando así lo que sale dentro del individuo, como comer cualquier cosa que encuentre , hacer sus necesidades físicas dentro de la casa, y otras cosas que no son correctas en un mundo humano.
Fruto de esta propagación especista surgen patrones aberrantes, podríamos mencionar por Ej. “el síndrome de Noe” el cual es una patología que lleva a acumular en la casa de las personas que la padecen, un número desmesurado de animales no humanos, a los que no se da una atención adecuada, ni mínima: alimentación, agua, alojamiento, atención, condiciones higiénicas. Las personas quepadecen y hacen padecer esta patología
suelen creer que están “salvando” animales, sigue recogiendo y llevándose a su casa sin freno, y además se oponiéndose ferozmente a separarse de alguno de ellos.
Hay algo muy importante a tener en cuenta, hay algunos animales que se adaptan o simplemente desaparecen, es una adaptación, a la cual tal vez nunca tuvieron la posibilidad de enfrentarse los animales domésticos a causa de la intervención humana, con esto no decimos que hay que dejar que todo tome su curso y ya. Debe tomar su curso, si, pero debe haber una conciencia antiespecista, de respeto a la naturaleza toda.
Adaptar las especies a la fuerza de una manera antinatural (4) es dominación y perpetuar esta adaptación también es simple capricho humano. De todas maneras no queremos que estas líneas sean confundidas, solo estamos hablando del respeto a las libertades y el respeto a la vida de los individuos. Muchos son los grupos animalistas que fomentan la posesión de mascotas, proclamándose a sí mismos como antiespecistas. Esto es una grave contradicción en la que caen los grupos, ya que por lo que vimos antes la tenencia de “mascotas” y difusión de lo mismo, es dominación.
No hay una solución concreta a esta problemática de dominación, debido a que nos encontramos en un ámbito cada vez ms alejado de la naturaleza salvaje, donde existe un equilibrio creado a través de millones de años, pero el sentido de este texto es generar un debate en temas tan ocultos como este, porque podría significar un punto débil en la base ideológica antiespecista, y así también generar una conciencia, de que en la mayoría de los casos la posesión de animales es dominación, está en cada unx de nostrxs seguir siendo parte de eso o no, así como también evolucionar el pensamiento hacia posibles soluciones. Por nuestra parte la única posible solución que se nos ocurre como antiautoritarixs y antiespecistas es terminar con el vínculo de dominación que poseemos en todos los ámbitos.
No estamos diciendo de “dejar” o “abandonar” los animales que nos acompañan (porque ya hay una responsabilidad tomada en ello anteriormente), sino terminar con esa cultura de dominación, y no insertar mas animales en nuestras prisiones llamadas hogares,consideramos también que si hay una forma de curar o ayudar algún animal herido que no implique el sufrimiento y muerte de otros, es decir a través del alimento y medicamentos (los cuales no estén testeados e incluyan ingredientes animales) , es sumamente aceptable y alentamos a ello!, es parte de un apoyo mutuo que practicamos también con otros animales humanos, siempre que se respete la libertad e instintos de dicho individuo, para este será importante esa ayuda.
Pero encontramos importante mientras, seguir en búsqueda de ese cambio que queremos con un debate constante evaluando posibles soluciones, y así también buscar la destrucción de esta sociedad autoritaria que va en contra de la naturaleza salvaje, siendo esta la causa de la problemática como lo es el mascotismo.

Notas:
(1) especismo: discriminación en función de especie, es decir discriminar a otro individuo por pertenecer a otra especie.
(2) vegano, veganismo: modo de vida en el cual se excluye toda explotación animal, ya sea en la alimentación, vestimenta, y todos
los ámbitos donde sea “usado” un animal. Así mismo también implica el boicot a los explotadores de animales.
(3) cuando hablamos de naturalidad nos referimos a la memoria genética de consumo de alimentos, y a las necesidades alimentic ias
del individuo
(4) utilizamos la expresión antinatural en este caso , para referirnos a la intervención humana, al desarrollo de las especies, cortando
con la selección natural.

correa-perro-pistola-570x523 pistola-correa-perro-1-e1301998649208

         

Una historia de especismo, el especismo en nuestras casas

Victimario de mi victima la cual siendo yo un niño bajo conceptos especistas, separe de su madre, para darle una vida de encierro en un departamento quitándoles sus habilidades, instintos y placeres, cambiando todo eso por la artificialidad del encierro, un ser que ame, y que por ello le di el encierro, mi egoísmo le dio cadena perpetua, dándole muy esporádicamente un dosis de una pseudo-naturalidad llevándolo a un espacio verde.
A veces después de mucho tiempo lo llevaba en su transporte a un espacio verde, y con desesperación se veía su ansia por salir, esto me dio la pauta del gran error que es tener animales presxs, una vez fuera, empezaba a comer pasto con gran desesperación, cosa que no podía hacer en la prisión que yo le di, donde seguido lo veía tratando de comer alguna planta a falta de pasto, o tratando cazar algún pájaro que veía inalcanzable a traves de un cristal posado en el balcón.

Lo horroroso de todo esto, es que le he quitado sus años, tanto sus mas joviales, hasta los mas longevos en esta prisión, le he quitado sus instintos, lo he castrado! (*1) le he quitado la sociabilidad con otros de su especie! lo he humanizado. Cuando me di cuenta de todas estas cosas, ya habían pasado muchos años desde que él estaba en esta celdas , por lo tanto considere que no lo podía dejar libre en algún lugar, seguramente muchas personas pensaran, que lo he salvado de la calle ya que no duraría mucho tiempo allí, pero estos argumentos son similares a los que se plantean con una temática como la del zoo,” los animales están ahí porque en otro lado están en peligro”, ¿una vida de encierro vale mas que una vida mas corta en libertad?, definitivamente NO!.

Como dije antes cuando lo robe de la libertad, pensé en mi beneficio, y le dije a mi madre que quería tener un gato, como si fuese “algo” que esta a mi disposición, que lo puedo agarrar tomarlo, y quitarlo de su entorno a mi gusto.
Obviamente tener en cuenta cuestiones como las que plantee previamente (de encierro), mi cultura, mi educación ergo pensamiento era especista, y así me convertí en victimario, y mientras era un niño, con estos valores le he hecho cosas feas, como maltratos.
Hace un largo tiempo ese ser que amaba increíblemente y estaba bajo mi responsabilidad, si lo alimentaba, lo tenia que alimentar con el cuerpo de otros animales, y si lo tenia que curar, lo tenia que hacer con productos testeados en animales, pero esa era la única opción que me quedaba, era mi responsabilidad, y lo debía cuidar, a raíz de cuestionamientos como este, pensé en darle sus salidas de la celda, llevarlo a espacios verdes y así lo estaba haciendo los últimos tiempos cuando veía que el clima era el apropiado, pero creo que eso no es nada a comparación de lo que merecía, no merecía que alguien le quite la libertad.

Finalmente en sus últimos tiempos de vidas se enfrento a una enfermedad irreversible, en la cual debería decidir si seguir con una tratamiento obviamente fruto de la explotación animal, prolongando su vida (que se empezaba a apagar) egoístamente o naturalmente dejarlo morir, yo decidiría que debía seguir viviendo, ¿como saber cuando era su momento?,¿ si era apropiado o no tratar de prolongar su vida?, en ese entonces considere llevarlo a veterinarios los cuales me decían que debía matarlo, que no tenia sentido prolongar su vida, si total era una enfermedad irreversible, como si aquella vida fuese una “cosa” que cuando no sirve mas la “tiramos al tacho”(literal me han dicho esa frase), es muy común que las personas que tienen perro o gato decidan cuando es el momento de que se mueran o no, y como dije antes, finalmente decidí egoístamente prolongar su vida obligándolo a comer y beber, hasta llegar al punto que me digan que le tenia que hacer una transfusión de sangre de otro gato!(*2), (dormir a un gato, y robarle su sangre) finalmente mantuve su vida hasta que no pudo mas.

Sé que este texto tiene un alto grado de sentimentalismo, cosa que es imposible quitar, debido al afecto que le tuve, pero creo que es clave para entender el error que es quitarle la libertad a otros seres y todas las consecuencias que esto lleva, seguro existían/existen otras posibilidades a esta historia pero fue y es así, y si fuera de otro modo seguiría siendo lo mismo, no hay términos medios cuando se quita la libertad. Esto sucede todo el tiempo con millones de animales con historias menos o mas horrorosas, debemos cambiar concepciones ideas, desarrollarlas, evolucionarlas, y entender por mucho que duela que el especismo sigue estando en nuestras vidas, mientras haya animales en nuestras casas.

Notas *1 existe algo mas antinatural que la castración? Uno de los intereses mas importantes en la vida de un animal, es el reproducirse (no mantener la especie) *2 existe un negocio con respecto a la transfusión de sangre de animales, en argentina no es muy común, pero en chile EE.UU. y otros países hay criaderos de gatos para ese fin.

Castración=Antropocentrismo

Imagínate que hayan varios grupos de gente que se dediquen a agarrar gente de la calle y esterilizarlas para que no se reproduzcan, obviamente sin su consentimiento, ¿que pensarías de ello? No seria ético, ¿no? ¿Entonces por qué lo es con otros animales como con perros y gatos?
¿Es que acaso no es algo de lo mas antropocentrista interferir en la vida de ese individuo y forzarlo a hacer algo involuntariamente?
La situación de la gente de la calle puede ser en un punto comparable con perros y gatos, un gran numero de nacimientos por gente de la calle surgen por medio de la desinformación o por cuestiones involuntarias, generando que haya mas individuos con una realidad bastante mala, condenadxs de por vida a esa realidad por el simple hecho de haber nacido en la calle.
A diferencia perros y gatos tienen cría por medio de su instinto o voluntad propia, también generando una superpoblación de individuos que estarán en la calle con una realidad realmente mala.
El punto al que quiero llegar, es a la problemática que implica castrar animales. Es algo que no es una solución ya que no solo se interfiere con la vida de aquel individuo sino que además se lo perjudicada de manera notable generándole cambios drásticos en su cuerpo afectando su naturaleza, y a su vez propagando una cultura antropocentrista de hacer lo que se quiera con esos individuos.
El problema que implica la superpoblación de animales callejeros es algo mas que evidente, pero el punto es que por mas que parezca una posible solución, no lo es y hay que ser bien consiente de ello, por que CLARAMENTE genera la problemática mencionada, y con criterios como esos podríamos aceptar la eutanasia, porque es una supuesta solución. Nos interesa generar el debate al respecto, desmitificando “la solución” que implica la esterilización y castración.
Claramente cuando se castra a un individuo se lo domestica por completo, pierde todo rastro de salvajismo que posee, para convertirse en un ser dominado y sumiso, lo que ha estado haciendo el antropocentrismo desde hace de miles de años, hasta convertir a los animales en lo que son hoy día, sin omitir a lxs humanxs.

Entonces…no hay un entonces, mejor dicho, no puede haberlo en un ámbito industrializado e urbanizado como lo es este, ¿pero que hacemos? ¿Dejamos que se reproduzcan millones de perros? ¿Los dejamos morir en las calles?
el cambio que necesitamos para una vida digna, no es solo para nosotrxs sumamente necesario, sino para el resto de los animales, en ninguna época de la historia, se destruyo tanto la tierra ni se asesinaron y extinguieron animales como lo sucedió con la posmodernidad y el nacimiento de la industrialización, creo que ese indicio nos dice mucho…
Con este texto, no buscamos plantear una solución, porque no la tenemos, pero si dejar descartadas algunas pseudo- soluciones ante la problemática de los animales urbanos no humanxs y dejar en evidencia donde vemos el especismo, ahí, por donde pasa bien desapercibido pero bien visible. Nos gustaria que tambien se puedan generar instancias de debate en busca de una solución, que es lo mas urgente. 

Hacemos un llamado a ser criticxs con este texto y no mal interpretarlo, y a no olvidar la importancia del respeto, empatía y apoyo mutuo con otros individuos, normalizar la domesticación, sufrimiento y muerte de nuestrxs compañerxs de hábitat, solo nos convertirá en entes y máquinas como las que forma la sociedad industrial.

 

 

 

 

 

Anuncios