Vamos a tratar de ser concretxs:

Antes que nada vamos a empezar con una premisa básica, así la tenemos presentes en todo el texto:
“Lxs animales humanxs y no humanxs, disfrutan de la libertad, padecen el encierro y buscan su bienestar, por ende, consideramos que debe haber una equidad, distanciándonos de un pensamiento antropocéntrico y jerárquico”

El especismo como ideología tiene razón de ser en las culturas civilizadas en desigualdad de condiciones en donde hay una guerra de humanxs contra el resto de la naturaleza(guerra consciente e inconsciente), existente desde tiempos inmemorables, impregnándose así, en las bases morales, éticas y culturales humanas, afianzando un cáncer difícil de extirpar.
Existe un patrón, un modelo a seguir, con el cual identificarnos, el cual nos lo dan las santas escrituras que formaron la historia, como así también la televisión, películas, medios de comunicación y publicidades, medios que  marcaran un patrón a alcanzar. Todo lo que no se asemeje a esto, esta mal, no es bueno. El modelo a seguir  difiere en cierta medida de cada sociedad, pero en línea generar se manifiesta a través de un modelo heterosexual, con una lógica judeo/cristiana/musulmana antropocentrista, con miles de características que forman al ser social. Reglas, pautas y obligaciones para estar en armonía con la sociedad y poder formar parte de ella, Todo lo que escape a esta lógica, es contrario a la sociedad y su contrato, por ende se debe combatir/suprimir.
El primer aparato normalizador y homogeneizador, será la educación primero con la institución familia, luego con la educación formal,  en este  trayecto de las distintas instituciones, como aparato de formación del individuo para la sociedad, se lleva a la practica lo que se aprende, y se gira en un circulo vicioso de patrones a seguir, donde para encajar, estar comodx y ser aceptado es fundamental aceptar todo tal cual se nos dio y reproducirlo.
Toda la sociedad esta formada desde una lógica especista, es una base fundamental de ella, teniendo como medio difusor la sociedad entera  en cada recoveco de esta, esto causa  que por mas que entendamos al especismo como una forma de opresión a combatir, difícilmente podamos escapar del hecho de ser parte de ella, porque nos movemos dentro de la lógica de la sociedad, queramos o no, estamos en ella, por ende, es corriente que normalicemos la opresión especista y que no veamos opresión donde la hay (esto se aplica tanto al especismo como a otras formas de opresión)
cada día, como antiautoritarixs, antiespecistas(o no) nos enfrentamos a todo ese mundo, donde vemos opresión y ejercicio de la autoridad en cada lado, lo vivimos, lo sentimos, lo padecemos, lo causamos. La pregunta en relación a la consecuencia de nuestras ideas será: ¿podríamos entendernos como antiespecistas?
hay una serie de ejemplos que siempre son clave para abordar este tema.

Caso 1
Un/a niñx es abordadx por un individuo que pretende abusar de el/ella.
Un individuo con sus manos ensangrentadas de la sangre de un ser un ser oprimido que acaba de matar.
Un grupo de sujetos que efectúan una golpiza a un individuo, por una cuestión arbitraria.
Un individuo que nos cuenta que es parte de la trata de personas.
Un individuo del cual nos enteramos que nos habla de libertad y de afinidad y por otro lado, practica el sexismo, la xenofobia u otras formas de discriminación sociales.
Un “compa” que abusa sexualmente de alguien.

¿Que hacemos en estos casos? Lo mas seguro es que quien lea esto, piensa que en este tipo de situaciones tomara partido directamente, sobre todo, si se posee ideas antiautoritarias.

Ahora…
caso 2
Un individuo que somete y explota un caballo utilizándolo como tracción a sangre.
Un individuo que frente a nosotrxs come el cuerpo de seres asesinados, gracias al sustento que el mismx le da, con sus prácticas y demandas.
Un camión que lleva animales secuestrados para asesinarlos.
Un establecimiento lleno de trozos del cuerpo de animales asesinados.
Un individuo que tiene un esclavo en su casa.
Un camión que lleva animales no humanxs, directo al lugar donde serán asesinadxs.
Un COMPA que se come la libertad de otrxs en forma de secreciones y trozos animales.
Un COMPA que dice luchar contra los zoológicos, laboratorios y el antropocentrismo, pero su estomago es una jaula mortuoria a causa de una alimentación omnívoro/especista.
Un individuo que nos habla de libertad y practica fervientemente el especismo.

¿Qué hacemos en estos casos? Lamentarnos? Enfurecernos? obviarlo? Aceptarlo, normalizarlo?
Lo mas seguro es que eso haremos en  el caso “2” y sea lo habitual en nuestras realidades…
¿Cuales son las diferencias de acción, teniendo en cuenta que las situaciones pueden ser las mismas pero lo que cambia son los sujetos?  Acaso no nos llenamos la boca hablando de equidad entre especies, y repudiando el antropocentrismo
¿Dónde esta la equidad en estos casos, mas allá de una irreal y cómoda teoría?
Hay una realidad concreta, la OPRESION hacia animales no humanos, existe por que hay quienes la practican, y peor aun, quienes SUSTENTAN esta dominación  normalizando la opresión.
¿Es que acaso la normalización no es la forma mas pura de especismo, y la forma de aceptación y perpetuación de este?
¿Como podemos considerar normal que alguien se coma a un animal no humanx, sobre todo en el contexto que vivimos?, es decir mas allá de la vacía teoría y el palabrerío del antiespecismo, como podemos tener frente a nosotrxs a una persona que sustenta eso y aceptarla, cual seria diferencia con tener frente un individuo que es parte de la trata de personas, o un/a xenófobo, policía? ¿Cuál es la diferencia?
Al igual que cualquier otro germen de opresión, el especismo para ser erradicado tiene que ser erradicado de raíz, de manera cortante, sin justificaciones ni excepciones.
Varias veces me ha tocado discutir con “vegans y antiautoritarixs”  por el tema de la tracción a sangre, mencionando lo normalizado que tenemos tal hecho, señalando que si realmente fuésemos coherentes, deberíamos lanzarnos ante el/la opresor/a  haciendo lo que nos parezca necesario y darle libertad al esclavo.  Paradójicamente  en más de una ocasión, estxs “vegans y/o antiautoritarixs” discrepaban de esto, ¿sus argumentos?

“El que esta arriba del carro con el caballo también es un oprimido”,
“no tiene la educación para darse cuenta”
” hay que ir contra lxs opresores mas grandes”
“Si yo le quito el caballo estoy ejerciendo una opresión contra el/ella”
“es su forma de subsistir, su trabajo”
“me preocupa tanto el caballo como quien va arriba de el”

Estos argumentos,  solo son un reflejo de la normalización de la opresión, sacando a relucir el mas puro antropocentrismo que prioriza un individuo ante otro por su condición de misma especie.
Es que entonces tenemos que justificar y validar a la opresión cuando el que oprime es un/a oprimidx? (claro sin detenernos  a debatir acerca de su condición de oprimido voluntaria o no)
Deberíamos justificar la esclavitud con la falta de educación “estatal e institucionalizada” (claro sin detenernos a evaluar que contenido tiene esta educación)
Podríamos en esta instancia hacer un paralelismo con un abusador sexual, que careció de educación, ¿lo justificaríamos también?
La nota “¿liberación? Aparecida en el numero 1 de esta misma revista, generó, como era de esperarse, disconformidad y resentimiento por parte de varias personas, algunxs decían, “¿como  puedo yo considerar enemigo a mi compañero por comer carne? ¿No es acaso esta la forma de normalizar el especismo mas pura?, que hubiera pasado si ese “compa” en vez de comer carne, abusaba de algún/a compañerx ¿cual seria su postura? Esta es buena analogía, ya que el patriarcado como orden político normalizado, esta instaurado en cada unx de nosotrxs y lo reproducimos día a día.
Un argumento que escuche varias veces, tratando de justificar acciones especistas, es “todo contiene explotación, incluso quizá mas, la alimentación vegana”, este argumento es irritante desde el punto de vista que no tiene lógica practica, es decir, quienes lo argumentan no están optando por una alimentación fuera del espectro de la opresión, lo único que están haciendo es tratar de justificar la cómoda postura hedonista que ofrece el orden social especista. No obstante si debemos tomar en cuenta tan cómodo argumento, podemos afirmar, si, que en toda forma de alimentación dentro del ámbito industrializado tiene explotación, pero ¿no es acaso la industria ganadera, además de matar directamente animales, la que mas destrucción genera en la biosfera? teniendo en cuenta que:
No solo es participe de la explotación agrícola, sino que también de animales no humanxs, ya que una producción de alimentos en enorme proporción(mayor que la dirigida a humanxs) es destinada al consumo del “ganado”  para alimentarlo a lo largo de su vida, desde que nace hasta que es asesinado.
No podemos olvidar la transgenia, y el papel importante que tiene la superproducción de alimentos, para alimentar el gran demandante consumo de animales destinados a ser comida.
Esta industria, no solo es participe de la deforestación y destrucción del suelo de manera doble, ya que posee las dos formas de explotación (agrícola y ganadera), sino que genera contaminación de las aguas y contaminación del aire de maneras morbosas, requiere la utilización de productos de la industria farmacéutica y la ciencia, como hormonas, vacunas, medicamentos. Claro esta, no puntualizando el hecho quizá mas importante, de que esta directamente relacionado con  la encarcelación y holocausto animal.
Una premisa clave para entender esto: “mayor consumo=mayor explotación”
Que quede claro no es mi intención, hacer un discurso reformista donde valido una forma de alimentación  agrícola industrializada  y/o una industria vegana, ya que la entiendo la industria como una forma mas de devastación de la tierra, y debe ser destruida. Pero…seamos sincerxs, todxs aquí, ahora, en este ámbito civilizado, estamos dependiendo de las industrias… lamentablemente estamos  domesticadxs  y en una ciudad, lejos del salvajismo, por mas que apuntemos a ello,  debemos tomar decisiones, ahora en lo concreto, de lo cual depende nuestra vida y otras… no hay una receta para ser consecuentes con nuestras ideas, métodos podemos buscar, encontrar y practicar varios, como el  recicle de comida, y lo mas importante, la producción propia de alimentos. Entonces, quizá en vez de tanta actividad teórica anarquista, encuentros de debates eternos donde reinan despliegues de ego a través de conocimiento, justificando el especismo y hablando de la dependencia. Seamos consecuentes, y destinemos tiempo a valernos por nosotroxs mismxs (que mas anárquico que esto?) Si el problema es la alimentación y con la ética que manejamos este asunto, cultivemos nuestros alimentos, o busquemos soluciones, no excusas para justificar nuestra gula especista.
Ya están demás la excusas que justifican la explotación, como dije antes, las cosas son concretas, no existe ninguna justificación valida para justificar el especismo, ya esta muy claro que lxs otrxs animales sufren que le quiten su libertad, partiendo de esa premisa básica,  si alguien forma parte del especismo, mas aun teniendo conocimiento de las ideas antiautoritarias y de un mínimo de sentido común, es por que elije ser opresor/a, y le importa un bledo la libertad, bah, si, le importa, pero en medida que no le sea trabajoso, ni tedioso ejercerla, o peor aun “predicarla”.
Quitarle gravedad al asunto de una “simple alimentación omnívora” es quitarle importancia al especismo, claro siempre y cuando suceda por parte de alguien que se considere en contra del antropocentrismo/especismo, es un reflejo de la seriedad de esas ideas, de la fortaleza, y de cuanto se cree en ellas.
La gangrena del especismo, limita las ideas, las estanca, no nos permite actuar con consecuencia ni expandir la evolución del pensamiento más allá. Al fin de cuentas, nuestro accionar termina teniendo un orden democrático, al aceptar la opresión como una decisión personal y relativa de cada unx. La tolerancia y aceptación, pautas que nos ofrece la sociedad hoy, no son más que un muro con el cual chocamos causando que la perpetuación de la opresión sea algo inevitable.
La normalización de la opresión esta presente en la sociedad, y lo ha estado históricamente con algunos ejemplos mas morbosos que otros, esclavitud de negros, misoginia, despojo y exterminio de nativxs, destruccion de la tierra, etc.
Recordemos persecuciones de gitanxs, homosexuales, judíos, turcxs, socialistas etc. por parte del partido nazi y por millones de individuos que conformaban la sociedad alemana de aquel entonces, en ese momento en esa sociedad, era algo normal, algo que formaba parte de ellxs.
Que diferencia encontramos entre:
Alemania 1944, un linchamiento y/ detención de gitanos, judíos u homosexuales por una  horda que lxs lincha, apedrea, agrede  o detiene. Algunas personas discrepan, pero nada hacen, por que es lo normal en la sociedad alemana nazi de ese entonces.
Y…
Una persona que come delante de nosotrxs un pedazo de carne o secreciones animales.
(Recordemos que ese trozo de carnes es: secuestro, encierro, tortura, muerte)
que nos diferencia de  aquellas personas que discrepa del linchamiento? Claro que nada, es concretamente la opresión normalizada.
La carne no es carne, la leche no es leche, ni los huevos huevos, son trozos o secreciones de animales secuestrados y asesinados. Las mascotas o los animales en las casas no son amigos, son animales presos,  la tracción a sangre, caballos llevando carros,  personas arriba de un carro llevados por caballos no son eso, son opresores esclavizando a un equino. La/el compa ese que prefiere mantener una alimentación especista sabiendo de donde viene aquello, en ese momento no es un/a compa, esta eligiendo ser un/a opresor/a, quienes acepten las acciones opresivas de estx “compa” están normalizando esa opresión,  y  no hay excusas que valgan, la información está hace mucho…
¿No es hora de dejar de normalizar la esclavitud, la tortura, el sometimiento hacia otrxs individuos?¿no es hora de dejar de ser democraticxs? ya no hay mas lugar para ello, tomémonos en serio las ideas, que no sean una baratija con motivo sociabilizador y en armonía con la sociedad, seamos consecuentes y cortantes con la opresión, hagamos una incisión fatal que permita dar lugar a la libertad.

Anuncios