“Exigir la inmortalidad del individuo es querer perpetuar un error hasta el infinito”.
“Si el acto de la procreación no fuera acompañado de deseo y sentimientos de placer y se basara en la base de consideraciones puramente racionales, ¿existiría la raza humana hoy? Tendríamos compasión por las siguientes generaciones como para preferir ahorrarles la carga de la existencia o al menos para no dejar sobre ellos esta carga a sangre fría”
Arthur Schopenhauer

Preguntemos:

¿Puede existir una razón lógica para reproducirnos como especie?

Todas las animales, plantas, bacterias y demás individuos vivos, poseen dentro de las necesidades básicas de su existencia, el acto de procreación, de esta manera, a través de los tiempos, el equilibrio natural, la selección natural, y la evolución de las especies han hecho su trabajo de manera equilibrada, ya que se fue realizando dentro de una coherencia caótica en armonía de especies e individuos, cuando digo armonía, no me refiero a paz o algo similar, sino a un orden caótico natural.

La especie humana, diferente al resto de las especies, en cuanto al desarrollo de la razón, ha roto el equilibrio natural que se ha desarrollado durante tiempos inmemorables. Ha hecho lo que ningún animal había hecho antes, romper todas las armonías, lazos e interrelaciones coherentes construidas a través de los tiempos. Desapareciendo innumerables especies de flora y fauna, a través de la destrucción de ambiente donde si mismx vive.
Esta destrucción de la biosfera, a través de sus intereses acumulativos, de poderío y progreso, los cuales se ven reflejados en la civilización compleja, con todos los elementos que la componen, generó centralización humana en puntos específicos de la tierra, pobló lugares inhabitables. Su modelo civilizado, hizo posible la “superpoblación” humana, generando así, un numero desequilibrado de humanxs en la tierra, generando así un circulo constante de procreación y propagación de la lógica civilizada/industrializada.
Con esto quiero decir, que el equilibrio con la tierra y resto de especies al que formó parte por
miles de años, se encontró completamente roto y transformado. El excesivo y creciente numero de

humanxs, supero drásticamente el número básico de subsistencia a nivel especie, lejos está del peligro de extinción, de hecho, cerca está de extinguir constantemente otras especies.

Por lo tanto y teniendo en cuenta lo anterior que:
La especie humana no está en peligro de extinción, ni cerca de correr riesgo deello.
Y está fuera del equilibrio natural al que formo parte alguna vez.
No hay una razón lógica para continuar su reproducción.

Ahora mencionemos otro aspecto de la procreación humana, el egoísmo sistémico que lo compone.
Una humana/o inexistente, redundantemente no existe, no es nada, por ello no pide nacer, tampoco lo necesita. Si viene a este mundo, será porque a sus creadorxs les dio la gana, o alguna otra razón carente de lógica real, partiendo de la base de que no es una necesidad prolongar la especie, ni poseemos instintos que nos obliguen a hacerlo.

La única obligación que poseemos es sistémica. Dentro del modelo social en el que vivimos, reproducirse será parte del paquete de pautas a seguir: buscar la pareja de sexo contrario, una casa, mascota y su descendencia para perpetuar ese ritmo ausente de pensamiento y generador de miseria.
Hay quienes piensan que por tener ideas antiautoritarias, antiespecistas, su descendencia crecerá en este ámbito y tendrá esas prácticas.

Esto no es seguro, la cría estará rodeada de educación autoritaria y especista. Y existe una gran posibilidad de que tenga ideas y practicas contrarias a las de sus progenitores (especistas, autoritarias, patriarcales, etc.)
Algunxs consideran la posibilidad de mantenerlx aisladx de esta información, pero como? Manteniéndolo en un mundo de mentiras?

La futura cría será sometida a la violencia civilizada, y a un entorno psicológicamente violento (edificios, concreto, civilización),será inevitable que sea subordinado por ese cáncer llamado autoridad. Porque pese a que se lo trate de criar entre compañerxs, vivimos dentro de un sistema en el que el Estado tiene la posibilidad de entrometerse en nuestras vidas, y mucho más cuando se trata de menores. Siendo quien puede decidir si somos capaces de criar a ese individuo que engendramos, y hasta decidir sobre su alimentación, salud y educación.

Además que a veces madres y padres, tienen prácticas contrarias a sus ideas, a causa de su “amor de madre/padre”, cayendo en incoherencias generadas por el miedo que impone la sociedad ante una crianza y modo de vida distintas a la establecida.
Un ejemplo de esto es la cantidad de pañales que utilizara una humana durante su vida, la cantidad se reduce a medida que el/la bebé crece, pero aun así el volumen es altísimo: durante el primer año de vida, un/a niñx gasta aprox. unos 2.180 pañales. Pensemos cuantos utilizara durante su vida, y que pasara con esos, cuanto tiempo estarán en la tierra hasta que dejen de existir?
La mayoría de productos que consumen lxs bebxs en los entornos civilizados, son consecuencia de la industrialización, empresas farmacéuticas y otras basuras, medicamentos que destruyen la tierra y son experimentados en individuos animales de todo tipo, e incluso dependiendo de sus progenitores, utilizaran leches y otros fluidos robados a otros individuos.

Las vacunas, en muchos lugares son obligatorias, para hablar de lo nefastas que son las vacunas quizá necesitemos un numero entero, (de posible próxima aparición), pero básicamente se trata de un veneno experimentado en animales con componentes de animales, con la intención de irrumpir con la salud de la victima a la que esta destinada.
Quizá quienes eligieron tener una cría, nunca se han puesto a pensar toda esta negativa que trae sobre el individuo que viene a la tierra y el resto de los habitantes (incluyendo su ambiente)

La destrucción de la biosfera avanza mas y mas, y lxs únicos causantes de eso son lxs humanxs, independientemente de las ideas y prácticas que tengan, por el simple hecho de estar aquí, en su ámbito civilizado, ya serán parte de esa destrucción de la naturaleza y participes del círculo vicioso de sometimiento y devastación.
Es muy difícil escapar a la serie de pautas que nos exige la sociedad para existir en su entorno, que mejor que la autocritica y reflexión constante ante esto? Quizá lxs progenitores no hayan pensado nunca tampoco lo que la descendencia genera en sus individualidades, dejan de ser un individuo con sus necesidades sus tiempos y libertades, para ser madres y padres, será un compromiso de por vida al que estarán sometidxs, quizá quien sufrirá mas esto será la madre. La que empezara a cumplir un papel de esclava ante su hijx.

Pero claro está, que el sistema de dominación quiere que te reproduzcas, necesita esclavxs que se renueven, sangre nueva para cumplir la gran tarea de girar los engranajes de la maquina de dominación.

“Lo mejor es no haber nacido, pero si has nacido, lo mejor es volver hacia el lugar de donde se ha venido”. Sófocles

Anuncios